Embarazo

Cada Nuevo Latido sobre…

Antojos en el embarazo

Cuando se trata de los antojos durante el embarazo, Lo raro se vuelve normal. ¡No te ocurre solo a ti! Como dicen nuestros padres, se trata de averiguar lo que tu cuerpo necesita y dárselo.
Claire y Vincenzo, Roma, Italia
Claire y Vincenzo
Roma, Italia

“Durante mi primer trimestre, tuve náuseas constantes y vómitos esporádicos. Lo único que quería comer eran carbohidratos pesados, queso y frutas ácidas, como la toronja (por suerte, no todo a la vez). Ahora que estoy en mi segundo trimestre soy capaz de cuidarme más. Bebo jugo verde hecho con frutas, verduras cada día.”

Chloe, Nueva Zelanda
Chloe
Nueva Zelanda

“Normalmente llevo una vida saludable y traté de seguir esa línea durante mis embarazos. Me pareció bastante fácil en los dos primeros, pero durante el tercero tuve antojos de dulces y batallé un poco.”

Pippay Glenn, Sydney, Australia
Pippa y Glenn
Sydney, Australia

“El primer trimestre fue un desafío. Tuve náuseas matutinas y solo podía comer comida chatarra. Normalmente llevo una dieta muy saludable pero solamente podía comer papas fritas, galletas, hamburguesas y cualquier cosa que calmara mis náuseas. Pero ahora estamos de nuevo en el lado saludable y estamos muy enfocados en la nutrición.”

Taina y Paul, Huntsville, Estados Unidos
Taina y Paul
Huntsville, Estados Unidos

“Mi esposo hizo un gran trabajo asegurándose de que yo tenía lo que quería comer y de que todo lo que molestara mi sentido del olfato estuviera lejos.”

Molly y Jak, LeicestershIre, Reino Unido
Molly y Jak
LeicestershIre, Reino Unido

“Cuándo tenía alrededor de seis meses de embarazo tenía unos antojos muy fuertes de nieve, hasta el punto en que estaba mirando la escarcha de hielo en mi congelador, pensando: “No puedo, pero se me me antoja mucho.”

Bennett y Malik, Estados Unidos
Bennett y Malik
Los Angeles, Estados Unidos

“Me di cuenta de que no me pasaron muchas de las cosas típicas del embarazo. Nunca tuve antojos locos. ¡Sí comí muchos más bagels! Las frutas eran algo tentador para comer entre horas y mi cuerpo realmente las pedía.”

Un embarazo puede no solo cambiar nuestros hábitos alimenticios, sino que también puede impactar en nuestra imagen corporal. A continuación, padres y madres nos cuentan cómo usaron la autocompasión para aceptar los cambios.

Mantente en contacto

Suscríbete a nuestras redes sociales para enterarte sobre nuestras publicaciones, hitos y proyectos comunitarios.

fb logoinstagram logoyoutube logo